Saltar al contenido

Wifredo el Velloso

Wifredo el Velloso, conde de Barcelona

¿Quién fue Wifredo el Velloso?

Wifredo el Velloso o Guifré el Pilós fue un noble que vivió en la segunda mitad del siglo IX, conde de Barcelona, Urgel, Cerdaña, Girona y Osona. Generalmente se considera que fue él quien consiguió la independencia de los condados catalanes del reino Franco. A continuación te dejamos una biografía corta de Wifredo el Velloso.

Leyenda de Wifredo el Velloso

Según la «Gesta Comitum Barchinonensium», Wifredo el Velloso era hijo de Wifredo de Ria, conde de una villa del mismo nombre que se encontraba cerca de Prades, por aquel entonces la capital del condado catalán de Conflent. Sin embargo, a partir de los siglos XVI y XVII comenzaron a aparecer voces críticas con esta teoría.

Según la Histoire Générale de Languedoc, escrita en el siglo XVIII por dos monjes benedictinos, a partir de un documento de donaciones de unos hermanos a la abadía de Grasa, se deduce que el famoso conde de Barcelona era hijo de Sunifredo de Urgel, noble hispanogodo a quien los reyes francos Ludovico Pío y Carlos el Calvo colmaron de títulos nobiliarios.

Los orígenes de Wifredo

Con las luchas surgidas entre los sucesores de Ludovico Pío a la muerte de este, solucionadas en parte con la firma del Tratado de Verdún, los bellónidas, familia a la que pertenecería el padre de Wifredo el Velloso dieron su apoyo a Carlos el Calvo, quien compensó a Sunifredo de Urgel con la concesión de varios condados, entre ellos el de Barcelona.

Los condados catalanes y el Imperio Carolingio

Las campañas carolingias en la Septimania y, después, en la zona pirenaica posibilitaron la formación de una Marca Hispánica con un área fronteriza fortificada a base de torreones circulares de madera erigidos en lugares estratégicos. Este territorio se organizó en condados, cuyo funcionamiento era similar al de las marcas del Imperio, y estos a su vez se dividían en valles rurales según la costumbre visigoda.

Algunos de los señores de las marcas tomaron el título de marqués, el cual hacía referencia a la situación fronteriza de la zona. En un principio los condados catalanes eran Ampurias, Urgel, Gerona, Ausona, Cerdaña y Barcelona, a los que más tarde se les unirían los condados de Ribagorza y Pallars.

¿Qué hizo Wifredo el Velloso?

Como vemos, El territorio que posteriormente se llamaría Cataluña se dividió en condados en los que la autoridad la ejercían el conde y el obispo, aunque sujetos a los llamados missi dominici carolingios. Pero en la segunda mitad del siglo IX el debilitamiento del Imperio Carolingio provocó que se reforzaran los poderes regionales.

Esta situación fue aprovechada por Wifredo el Velloso para aumentar su prestigio y territorios bajo su poder.  Durante la segunda mitad del siglo IX, el conde Wifredo de Barcelona, quien por herencia aglutinaba en su persona los condados de Ausona, Cerdaña-Conflent, Gerona-Besalú y Urgel, encabezó un movimiento de independencia de los carolingios.

Además, el crecimiento demográfico y agrario permitió llevas a cabo una importarte empresa repobladora en la Cataluña central conocida como la repoblación de la plana de Vic y la creación del ducado de Osona en el 878. Con estas medidas Wifredo aseguró su poder y consiguió la unificación de los condados catalanes bajo su persona.

La hegemonía en este territorio la ejercía el condado de Barcelona, aunque hay que recordar que la Cataluña de aquel momento solo se extendía hasta río LLobregat. La zona se caracterizó por un débil sentimiento de vinculación política con sus antecesores godos.

En el plano religioso, Wifredo el Welloso fundó para su hija Emma el monasterio femenino de San Juan de las Abadesas en el 885, que rápidamente consiguió ampliar su territorio y sus bienes, y para su hijo Radulfo el monasterio benedictino de Santa María de Ripoll en el 888, un centro cultural importante de la Edad Media y lugar de sepultura de los condes de Barcelona y Besalú.

Wifredo el Velloso. Curiosidades

Como curiosidad, hay que destacar que Wifredo el Velloso recibía tal apodo debido al abundante pelo corporal que poseía. Así al menos se deduce de las representaciones en las que aparece con pelo largo y barba poblada y en varias crónicas medievales.

La primera vez que aparece mencionado como el Vellosos es en una crónica redactada en latín y conocida como «Brevis historia monasterii Rivipullensis» y que narra la historia del monasterio de Santa María de Ripoll fundado por Guifredo. Igualmente, la «Gesta Comitum Barchnonensium» dice que Wifredo poseía pelo allí donde ningún otro hombre lo poseía, sin especificar que zona del cuerpo se trataba.

Muerte de Wifredo el Velloso

Wifredo el Velloso murió en agosto del año 887. La expansión del conde de Barcelona alertó a los musulmanes, quienes se sintieron amenazados y fortificaron la plaza de LLeida en el 884. Este hecho fue interpretado por Wifredo como una provocación y atacó la ciudad gobernada por los Banu Qasi. La batalla no solo se saldó con un derrota de los barceloneses, sino que tres años después los Banu Qasi atacaron Barcelona y dieron muerte al Velloso.

¿Dónde está enterrado Wifredo?

En la actualidad, la tumba de Wifredo el Velloso puede visitarse en el santuario románico de Santa María de Ripoll, centro cultural y corazón espiritual del condado de Barcelona en su época. Sin embargo lo que mucha gente no sabe es que en el sepulcro allí expuesto no se encuentra el cuerpo del conde de Barcelona, sino que se trata de un espacio moderno inaugurado en 1982 por Jordi Pujol.

Tumba de Wifredo en Santa María de Ripoll
Tumba de Wifredo el Velloso en Santa María de Ripoll

Tras su muerte en batalla el cuerpo de Wifredo el Velloso se perdió y se desconoce su paradero.

La herencia de Wifredo

Wifredo el Velloso fue el último conde de Barcelona nombrado por los monarcas carolingios. A partir de entonces, aprovechando la debilidad de los carolingios, el título se transmitió de manera hereditaria. A la muerte de Wifredo en el 897 sus cuatro hijos administraron de manera conjunta los territorios legados por su padre, aunque el primogénito, Wifredo Borrell tenía preminencia.

Sin embargo, posteriormente cada hijo transmitiría su parte de la herencia de manera individual a sus herederos, con lo que el territorio quedó dividido. Durante el siglo X se intentaría la reunificación política de los condados catalanes, pero con la muerte de Borrel II y las incursiones musulmanas hicieron esto imposible.

Wifredo el Velloso y la bandera de Cataluña

Según la leyenda, la bandera catalana amarilla con cuatro barras rojas tiene su origen en esta época. Según la Crónica General de España, escrita por Pere Antoni Beuter en el siglo XVI, encontrándose Wifredo el Velloso herido tras una batalla contra los normandos, Carlos el Calvo o Luis el Piadoso introdujo el dedo en su herida y pasó cuatro dedos sobre el escudo dorado del conde de Barcelona, surgiendo de esta forma la conocida como la «Seña Real de Aragón», un escudo de armas utilizado a partir de entonces por la Corona de Aragón.

Además, durante la Renaixença, un movimiento cultural de la segunda mitad del siglo XIX en los territorios de habla catalana, se difundió la idea de que Wifredo el Velloso fue el fundador de Cataluña, el artífice de su nacimiento.

Fuentes y referencias:

Además de Wifredo el Velloso también te puede interesar:

Summary
Wifredo el Velloso
Article Name
Wifredo el Velloso
Description
Wifredo el Velloso fue un antiguo conde de Barcelona, Urgell o Cerdanya que consiguió la independencia de los condados catalanes del Imperio Carolingio. ¡Entra y conoce más de Guifré el Pilós!
Author
Publisher Name
Decarlomagno.info