Saltar al contenido

Lotario I

Lotario I

¿Quién fue Lotario I?

Lotario I fue un emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre los años desde 817 hasta 855 y rey de Italia, hijo de Luis el Piadoso y nieto de Carlomagno. A la muerte de su padre mantuvo una disputa por el  reparto del territorio entre sus dos hermanos: Carlos el Calvo y Luis el Germánico, que se resolvió con la firma del Tratado de Verdún.

Orígenes de Lotario

Lotario I, hijo de Ludovico Pío, pasó los primeros años de su vida en la corte. A la muerte de su abuelo, Carlomagno, Lotario I ya tenía casi 20 años y su padre, el nuevo rey, le dio el gobierno de Baviera para que así pudiese familiarizarse con las tareas del poder.

En 817 fue nombrado mediante la Ordinatio Imperii heredero de Ludovico y tutor de sus hermanos menores, Pipino a quien se le entregaba Aquitania y Luis el Germánico a quien le correspondió Baviera (ambos como territorios subsidiarios del reino de Lotario) y su primo Bernardo de Italia, lo que suponía que en caso de que uno de ellos muriera, sus posesiones pasarían a manos de Lotario. Cosa que en el caso del reino de Italia sucedió en el 822 tras la muerte de su primo Bernardo. Un año después sería coronado emperador por el Papa en Roma, pero entonces comenzaron los problemas entre los hijos de Ludovico Pío.

La partición del reino

Pero los planes iniciales de Ludovico cambiaron. Su segunda esposa, Judit de Baviera lo convenció para que designara heredo al trono al hijo de ambos, Carlos el Calvo, en detrimento de Lotario. Estos acontecimientos no fueron aceptados por Lotario I y comenzó un período de luchas y enfrentamientos entre los tres hermanos y entre estos y su padre, Ludovico Pío, quien llegó a ser depuesto del trono imperial. En estas disputas Lotario consiguió conservar el trono de Italia y la dignidad imperial.

Lotario I a la muerte de Ludovico Pío

A pesar de que Lotario había sido confirmado como heredero del trono del Imperio. Ludovico, a su muerte, dividió nuevamente el reino. Esto volvió a enfurecer a Lotario, quien reclamó para sí la totalidad del Imperio. La respuesta de Carlos el Calvo y Luis el Germánico fue aliarse para enfrentarse con Lotario. La batalla decisiva tuvo lugar en Fotenay-en-Puisaye, en junio del 841, donde Lotario fue derrotado y tras la cual huyó hacia Aquisgrán, ciudad que saqueó.

Un año más tarde se iniciaron las negociaciones de paz entre los tres hermanos que culminaron en el 843 con la firma del Tratado de Verdún, por el cual a Lotario I le correspondía el título imperial, la Italia septentrional y una franja desde el Mediterráneo hasta el Mar del Norte que incluía los valles del Ródano y el Rhin

El reinado de Lotario I

El reinado de Lotario I sobre los territorios que le correspondieron en el Tratado de Verdún estuvo marcado por las luchas con sus hermanos y contra las invasiones de pueblos del norte como los vikingos y los sarracenos en el sur. Pronto dejó el reino en manos de su hijo mayor, Luis, conocido como Luis II el Joven, hasta que en el 855, encontrándose gravemente enfermo, renunció definitivamente al trono, dividiendo el reino entre sus tres hijos en el Tratado de Prüm, que acordaba que el título de emperador recayese sobre su hijo mayor Luis II.

Muerte de Lotario I

Cuando veía llegar el fin de sus días Lotario I ingresó en la Abadía de Prüm, un santuario muy ligado a los carolingios, para morir solo unos días después el 29 de septiembre de 855. Durante un tiempo se rindió culto a su cuerpo, cuerpo que fue escondido en el siglo XVIII hasta que en 1860 se encontró y fue devuelto de nuevo a la Abadía de Prüm.

Fuentes y referencias: