Saltar al contenido

Hildegarda de Anglachgau

¿Quién fue Hildegarda de Anglachgau?

Hildegarda de Anglachgau o Hildegarda de Vintzgau era una noble, hija de un conde con grandes propiedades en al Alto Rin. Fue la segunda esposa de Carlomagno y por tanto reina franca durante 12 años hasta su muerte. También es la madre del emperador Luis el Piadoso o Ludovico Pío.

Biografía de Hildegarda

Es poco lo que se sabe de su vida. Ya que las fuentes solo la tratan como la consorte del rey franco. Lo que sí sabemos es que nació en torno al 758 en Diedenhofen, al noreste de Francia. A los 13 años se casó con Carlomagno en el 771, después de que este repudiase a Desiderata, hija del rey de los lombardos, Desiderio.

Si tenemos en cuenta que Hildegarda pertenecía a una poderosa familia, puede que incluso el matrimonio se concertase cuando Carlomagno estuviese casado con Desiderata, ya que la futura unión le permitiría afianzar y ampliar su poder, sobre todo en los dominios alamanes al este del Rin.

En los doce años que duró el matrimonio, Hildegarda y Carlomagno tuvieron 9 hijos, entre ellos el emperador Ludovico Pío. Además, aunque las fuentes no lo mencionan, Hildegarda habría tenido varios abortos y niños que murieron al poco de nacer.

Un aspecto sorprendente, comparado con otras reinas medievales es que Hildegarda acompañó a su esposo en algunas de sus campañas militares, incluso dio a luz a su hija Adelaida durante el asedio de Pavía, pues acompañó al ejército en la campaña de lombardía. Sin embargo, la niña murió en los Alpes cuando volvían de regreso a casa.

Hildegarda murió, según Paulo el Diácono, por los efectos de su último parto en 783 en la residencia real de Thionville, y fue enterrada en la abadía de Saint Arnould en Mezt, en donde por deseo de Carlomagno su tumba siempre estaba iluminada por velas y se rezaba una misa diaria por su alma. Este lugar se convirtió después en la necrópolis de los carolingios.

Hildegarda de Vintzgau y la Santa Lioba

Hildegarda mantuvo una estrecha amistad que la que posteriormente se convertiría en la Santa Lioba. La monja anglosajona que formó parte de las misiones de San Bonifacio también fue la consejera de Hildegarda y juntas realizaron numerosas donaciones a iglesias y abadías, como la que realizaron a la abadía de Kempten y que la convirtieron en una de las abadías más importantes del Imperio Carolingio.

En los próximos días iremos ampliando la información sobre la esposa de Carlomagno, Hildegarda. ¡No te lo pierdas!

Fuentes y referencias:

Además de Hildegarda también tenemos: