Saltar al contenido

Clodoveo I

¿Quién fue Clodoveo I?, ¿qué hizo?, ¿quién ganó la batalla de Vouillé? Estas y otras preguntas te las respondemos en la biografía de Clodoveo I que encontrarás a continuación.

Clodoveo I rey de Francia

¿Quién fue Clodoveo I?

Clodoveo I, también conocido como Clovis, fue rey de los francos a finales del siglo V y comienzos del VI. Era hijo de Childerico I y de la princesa Bastia de Turingia, además de nieto de Meroveo. En realidad hay quien considera a Clodoveo I como el verdadero fundador de la dinastía de los merovingios y primer rey de Francia.

Orígenes de Clodoveo I

Si tenemos en cuenta que Gregorio de Tours menciona que Clodoveo I accedió al trono de los francos salianos quince años antes de la batalla de Tolbiac del año 496, obtenemos que su coronación se produjo en el 481.

Tras la caída del emperador romano en el 476, a finales del siglo V la Galia se encontraba ocupada por multitud de pueblos bárbaros, denominados reinos por los romanos, que no eran más que tribus que buscaban aumentar su territorio y su poder, un poder que se medía según sus éxitos en el campo de batalla.


Uno de estos reinos era el franco salio que tenia su centro en la región de Tournai, en la actual Bélgica. Cuando contaba con tan solo 15 años, se produjo la coronación de Clodoveo I, convirtiéndose de esta forma en el jefe de la tribu de los francos salios y primer rey merovingio.

El reinado de Clodoveo

La principal tarea en la que se embarcó Clodoveo durante su reinado fue conservar y aumentar su reino. Para ello, acabó con todos los francos salios que pudiesen hacerle frente y eliminó a los líderes de los reinos vecinos. Así nadie podría disputar el puesto a sus hijos cuando tuvieran que sucederle.

Aprovechando la experiencia de los guerreros bárbaros al servicio del ejército romano consiguió reunir a un número importante de hombres con el que obtuvo importantes éxitos militares hacia el este. Tras derrotar al duque galorromano Siagrio, último representante del poder romano, en la batalla de Soissons, y a los germanos en la batalla de Tolbiac sus dominios se extendieron considerablemente.

Esto fue posible gracias a que otros pueblos germanos veían a Clodoveo como uno de los suyos, mientras que otros líderes bárbaros eran concebidos como romanos o muy cercanos a estos, lo que unido a la experiencia de sus hombres en el campo de batalla explica el éxito expansivo del reino franco salio.

Extensión del reino franco con Clodoveo
Extensión del reino franco con Clodoveo (fuente: commons.wikimedia.org/)

Pero bajo el gobierno de Clodoveo I el reino franco también se extendió al sur. A comienzos del siglo VI a. C. el sur de la actual Francia, al igual que la península Ibérica, estaba ocupada por los visigodos, pueblo germano que por aquel entonces profesaba la religión arriana. Clodoveo, con el apoyo del emperador romano de Oriente decide atacarlos para anexionar al reino el suroeste de la Galia.

La ofensiva final se produjo en el año 507 y la batalla decisiva tuvo lugar en Vouillé, donde Clodoveo consiguió vencer y dar muerte al rey visigodo, Alarico II, tras lo cual los visigodos huyeron abandonando el sur de la Galia que fue ocupado por los francos.

Bautismo y conversión de Clodoveo

Tras la caída del Imperio romano, los obispos -pertenecientes a las antiguas familias senatoriales- eran los auténticos responsables de las ciudades. Pronto Clodoveo se dio cuenta de lo ventajoso de entablar una colaboración con los obispos.

En el año 492 Clodoveo se casó con la princesa cristiana Clotilde, futura santa, con el visto bueno de San Remigio, obispo de Reims y consejero personal del monarca franco. Tras la boda su esposa insistió en que se convirtiese al cristianismo, pero esto no tuvo lugar hasta después de la batalla de Tolbiac, saldada con victoria del ejército franco.

Mientras el resto de reyes germanánicos siguieron profesando el arrianismo Clodoveo fue bautizado el día de navidad del año 496 o 498 en Reims, según la fuente que se utilice, por San Remigio junto a otros muchos soldados se su ejército, convirtiéndose de esta forma al cristianismo.

¿Con quién se casó Clodoveo?
Estatua de santa Clotilde en París

Los últimos años de Clodoveo

Tras el éxito de Vouillé Clodoveo entró en Tours un año después y vestido de púrpura, el color de los senadores y la curia romana, se proclamó cónsul y Augusto. Poco antes de morir convocó en Orleans el primer concilio de las Galias. Este concilio atrajo a la órbita franca a los burgundios, alamanos y turingios,  mientras que los ostrogodos fueron eliminados por los bizantinos y los visigodos por el Islam.

El reino a la muerte de Clodoveo I

Clodoveo murió en París a finales del 511 tras haber conseguido una expansión sin precedentes que suponía tener bajo su control un territorio que abarcaba la práctica totalidad de la actual Francia. A su muerte, como era costumbre entre los francos, dividió el reino entre sus cuatro hijos, sin embargo, la parte correspondiente a su hijo mayor, Teodorico I, era bastante más extensa que las del resto.

Clodoveo fue enterrado en la Basílica de los Santos Apóstoles de París, templo que fue parcialmente destruido durante la Revolución Francesa. Hoy en día solo se conserva de él la torre del campanario, que es conocida en honor al rey franco como «Torre de Clodoveo», aunque se desconoce si su cuerpo continúa enterrado en los cimientos de la antigua basílica, como sugiere la tradición, o si fue sacado de allí en algún momento del pasado.

Fuentes y referencias:

Además de Clodoveo I también te puede interesar: