Saltar al contenido
Decarlomagno.info

Carlos el Calvo

Carlos el Calvo

Carlos II, pasó a la historia, al igual que otros personajes como Wifredo el Velloso por su cabello, pero ¿Quién fue en realidad? A continuación te dejamos un biografía de Carlos el Calvo, rey de Italia, Francia y emperador carolingio

¿Por qué era conocido cómo Carlos el Calvo?

Contrariamente a lo que pudiera parecer, y a que varios textos medievales lo apodan «el calvo», Carlos no era calvo. Es posible que se le apodase así de manera irónica, pues parece ser que era muy peludo. Incluso en todas las representaciones que se conservan de Carlos el Calvo aparece con un hombre con abundante pelo.

¿Quién fue Carlos el Calvo?

Carlos el Calvo o Carlos II fue hijo menor de Ludovico Pío y nieto de Carlomagno. Nació en el 823 y a la muerte de su padre en junio del 840 este dividió el reino entre sus tres hijos: Lotario I, Luis el Germánico y Carlos el Calvo. Pero los hijos no quedaron contentos con el reparto y nada más morir Ludovico Pío se lanzaron a una guerra  con el objetivo de aumentar sus posesiones.

El enfrentamiento de Carlos II con sus hermanos

Con el nacimiento del cuarto y último hijo de Ludovico Pío se produjo un conflicto sucesorio, ya que este no estaba recogido en el pacto sucesorio firmado en 1817. En realidad este reparto lo que hizo fue debilitar el poder de los monarcas. Además, cada uno de los territorios carecía de ejército para defenderlo y el sistema económico era débil.

A la muerte de Ludovico Pío, Lotario I, el mayor de los hijos, obtuvo el título de emperador y pretendía mantener unidos los dominios, aunque en estos momentos el título de emperador tenía un carácter más simbólico que de poder real. Carlos el Calvo y Luis el Germánico sellaron una alianza en el conocido como Juramento de Estrasburgo y vencieron a su hermano. El fin del conflicto se plasmó en el Tratado de Verdún firmado en el 843, por el que Lotario conservó el título de emperador y conservó el reino de Italia, Luis la parte oriental del imperio y Carlos la parte occidental, en la que sería coronado como Carlos II.

El reinado de Carlos el Calvo

Tras el reparto entre los hermanos se vivieron unos años de relativa calma entre ellos, donde se podría decir que Luis, Lotario y Carlos cooperaron y se reunieron en varias ocasiones. Todo cambió con la muerte de Lotario en el 855. Unos meses antes Lotario enfermó gravemente y decidió retirarse al monasterio de Prüm, repartiendo la parte de su reino entre sus hijos. A esto hay que añadir que Carlos el Calvo no gozaba de gran popularidad en los territorios en los que reinaba, siendo frecuente las rebeliones, sobre todo en Aquitania y de los bretones.

Hasta el año 864 la situación de Carlos el Calvo podría considerarse precaria, Ya que solo unos pocos vasallos le eran leales. Y es que en lo que respecta al interior del reino, el reinado de Carlos II estuvo caracterizado por los enfrentamientos de la aristocracia, la Iglesia y las incursiones de otros pueblos. Las tierras del norte sufrieron incursiones de grupos extranjeros, incluso llegó a ser derrotado por los bretones. En el año 868 se enfrentó a una invasión de Luis el Germánico, aunque consiguió mantener el control de Aquitania.

Sin embargo la suerte se pondrá de su parte. En el año 869 moría Lotario II y unos años más tarde Luis II el Joven, ambos hijos de Lotario I, con lo que Carlos el Calvo pasará a ostentar el título de emperador en  875 tras ser coronado por el Papa Juan VIII como rey de Italia y emperador de los romanos.

Coronación de Carlos II el Calvo como emperador
Coronación de Carlos el Calvo como emperador por Juan VIII

Uno de sus principales actos como emperador fue la firma en el 877 de las capitulaciones de Quierzy con la que pretendía que los principados y condados fueras títulos heredados, en lo que puede considerarse el origen del feudalismo. Estas capitulaciones también regulaban la sucesión en los cargos eclesiásticos.

Carlos el Calvo y los vikingos

Al poco de llegar al gobierno de los territorios que le habían correspondido en el reparto de Verdún, Carlos el Calvo tuvo que hacer frente a uno de los momentos más críticos de su reinado, el ataque de los vikingos a Paris.  Ya desde la muerte de Carlomagno comenzaron a producirse invasión extranjeras a causa de la debilidad del imperio. Además, desde comienzos del siglo IX los vikingos venían realizando ataques sobre territorio franco periódicamente. Pero aprovechando las luchas entre los hijos de Luis el Piadoso vieron la posibilidad de obtener más beneficios de estas incursiones.

Primero en 840 y después en 843, los vikingos se adentraron en territorio franco. En esta última ocasión llegaron incluso hasta el Sena. Pero en marzo del 845, más de un centenar de barcos vikingos comandados por Ragnar Lodbrok atacaron y saquearon París. Solo tras el pago de un altísimo rescate por parte de Carlos el Calvo provocó que los vikingos se marcharan y evitó que arrasaran París.

Imagen de Carlos el Calvo

Consecuencias de la invasión de los vikingos

Tras el saqueo de París en 845, los vikingos vieron la debilidad del reino de Carlos II el Calvo y continuaron las incursiones, aunque mucho menos importantes que la de entonces. Harto de a situación, en el 864 Carlos promulgó el Edicto de Pistres, que en su vertiente militar pretendía aumentar la caballería para reforzar la defensa de ciudades y construir puentes fortificados en varios ríos para que los vikingos no pudiesen avanzar por ellos.

Matrimonios e hijos de Carlos el Calvo

Carlos el Calvo se casó dos veces, una primera en el 842 con Ermentrudis de Orleans, hija del conde de Orleans, y con quien tuvo cuatro hijos y cinco hijas, pero tras ejecutar Carlos al hermano de Ermentrudis ambos se separaron y ella pasó a vivir una vida monástica, ya que era muy religiosa.

En el 870 se casó con Riquilda de Provenza, hija del conde de las Ardenas, con quien Carlos el Calvo tuvo tres niños, una niña y otro hijo que murió al poco de nacer.

Muerte de Carlos el Calvo

Cuando se dirigía en una expedición hacia Italia fue derrotado por Luis el Tartamudo y murió abandonado por sus nobles el 6 de octubre del 877 en Monte Cenis, un puerto de montaña de la Saboya.

La sucesión

A su muerte, a Carlos el Calvo le sucedió su hijo mayor, coronado como Luis II y conocido como Luis el Tartamudo. Se trataba de una persona débil que apenas sobrevivió dos años más de su padre. Solo pudo reinar en los territorios del oeste y nunca fue coronado emperador. A su muerte el territorio se dividió entre sus dos hijos.

Fuentes y referencias

Además de Carlos el Calvo te puede interesar:

Summary
Carlos el Calvo
Article Name
Carlos el Calvo
Description
Carlos II, también conocido como Carlos el Calvo, fue hijo de Ludovico Pío y nieto de Carlomagno. Con la muerte de su padre y tras la firma del Tratado de Verdún heredó la parte occidental del Imperio. Al final de su vida heredó también el título de emperador. ¡Entra y conoce más de Carlos el Calvo!
Author
Publisher Name
Decarlomagno,info